¿Verdad o Mentira?

¿Verdad o Mentira?

Por: Salvador Hurtado

Las TRAICIONES en la política siempre han existido en Michoacán, sólo que pocos hablan de ellas, se comenta sobre el tema en charlas de café, en reuniones, pasillos de oficinas, en antros, sanitarios, en reclusorios, estadios, en iglesias, billares, en mercados, centros botaneros, en todas partes salen a relucir los nombres de quienes han cometido por sistema, una y otra vez traición  y que no pocas veces llegan al colmo del cinismo, son actos de poca dignidad todo por obtener dinero y poder,  sin importarles un comino el qué dirán por parte de la sociedad y de amigos ex -compañeros militantes del Instituto político del que saltaron después de desplumarlo.

La traición es un hábito de algunos que consiste en excitar el ego sus iguales para que cambie de bando, o en alentar las ambiciones y la codicia a cambio de ciertos servicios de naturaleza no muy moral. Pero si bien la traición es infame, resulta mucho peor cuando es solapada. Es decir, cuando todo hace suponer que las siglas que los sacaron de la mediocridad y de la miseria con la lealtad de sus cuadros y militancia, que a la postre, les asesta una puñalada por la espalda.

Para no ir tan lejos, ahora está de moda la traición partidaria, lo que muchos no se explican es porqué la ley lo permite, porque no sanciona este tipo de  brincos y porque se ha convertido en alcahuete de estos vivales que jamás sus intenciones van encaminadas  a una buena causa y para bien. Lo único que  se observa, es una inmensa sed, hambre y obsesión de poder desmedido, cínico e interminable, que a muchísimos sujetos que viven de la política y como padrotes  amparados en ella, han realizados negocios y transacciones oscuras que les ha permitido en la alta sociedad que tratan de adoptar con esfuerzo sin negar la cruz de su parroquia.

En Michoacán las nuevas generaciones ignoran muchos de los sucesos próximo pasados y no se sabe si por desinterés o por negligencia de los dirigentes y líderes, aunque no se requiere de mucha explicación, solo hay que saber mirar. Por ejemplo dese la oportunidad de visitar para no ir tan lejos, al congreso local y podrá darse cuenta de que algunos ya hasta les cambio su modo de caminar. Y otros más que repiten, repiten y repiten, intente abordarlos y  constátenlo por su cuenta y riesgo.!!

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada