SUEUM exige renuncia del rector Raúl Cárdenas

SUEUM exige renuncia del rector Raúl Cárdenas

POR: Juan Guevara Mendoza

Representante Legal de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Los trabajadores universitarios afiliados al Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) le invitamos a que practique un análisis de autocrítica y considere la nulidad de sus facultades políticas, académicas y administrativas para estar al frente de una institución que se caracteriza por el humanismo del que usted adolece. Desde su llegada a la rectoría no existe ningún indicio que demuestre la supuesta capacidad por la que fue colocado en un cargo honorable, que tanto su persona como sus antecesores se han encargado de denigrar.

Considere que su renuncia traería mucho bien para la Máxima Casa de Estudios, que requiere de hombres competentes y no arribistas colocados por dedazo. Reconozca que existen perfiles mucho más aptos que usted, pero sobre todo, con la convicción del nicolaicismo que tan ajeno le resulta. La dignidad no se demuestra con doctorados, mucho menos con amigos encumbrados en las altas esferas del gobierno. Los hombres dignos aceptan sus errores y usted puede demostrar que aún puede asumir su renuncia como un acto de bondad para honrar la memoria de los hombres que forjaron nuestra universidad y nuestra patria.

Deje de ser un pelele del gobierno y de sus subalternos, acatando una decisión que beneficiará a toda la comunidad universitaria. Su camino torcido ya no tiene retorno y no podrá recomponer lo que inició viciado. Puede anunciar que renuncia por motivos personales o de salud; a fin de cuentas usted está acostumbrado a usar la mentira para lograr sus oscuros propósitos.

Desde hace más de un año ha perdido el rumbo y la Universidad Michoacana se encuentra a la deriva, como resultado de sus malas decisiones, generando rencor hacia su persona por parte de los trabajadores y seguramente la vergüenza de sus hijos, que serán señalados por los actos corruptos de su padre. No continúe viviendo en el engaño y en el paraíso que le han construido sus colaboradores. Raúl Cárdenas Navarro es el personaje más repudiado en la institución.

¿Para que aferrarse a un cargo para el que no está capacitado? Con su salario y con todas las canonjías a su alcance no le alcanzará la vida para gastar su fortuna; en cambio si persiste obcecado en mantener su nombre al frente de la institución, terminará en un tribunal que le exija la rendición de cuentas que siempre omitió.

Renuncie con carácter de irrevocable, porque después de tantas arbitrariedades y aberraciones, la salida por la puerta trasera es el único camino viable para quien se perfila como el peor de todos los rectores y la historia no se olvidara de sus tiranías que tarde o temprano tendrán que rendir cuentas a la justicia que usted ha evadido, defraudando al pueblo mexicano que está harto de vivir en la miseria, mientras los hombres de su calaña se sirven a manos llenas a costa de nuestros salarios, pero sobre todo de los impuestos nacionales. Por una vez en su vida tome una buena decisión. ¡Ya váyase!

 

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada