Muere a sus 78 años de edad la cantante italiana Raffaella Carrá

Muere a sus 78 años de edad la cantante italiana Raffaella Carrá

*En México se hizo famosa con el tema “Hay que venir al sur”

*Italia ha perdido a uno de sus íconos en el argot artístico

La cantante y actriz italiana Raffaella Carrá ha muerto este lunes a los 78 años de edad, según ha comunicado a la agencia italiana Ansa, Sergio Japino, quien fue su compañero durante muchos años. Italia pierde a uno de sus iconos, que desarrolló gran parte de su trabajo en la RAI. También presentó múltiples programas en TVE y es responsable de éxitos como Caliente, caliente o Hay que venir al sur.

La polifacética artista se convirtió en todo un símbolo de libertad en los años sesenta y setenta, contaba en una entrevista en EL PAÍS en 2019 que ser ella misma nunca le ha resultado difícil, porque “no es nada impostado, es todo natural”, aunque admitió que sí le ha costado alguna batalla en el pasado.

 “No solo era mostrar mi cuerpo, era hacer entender que el cuerpo de una mujer siempre está unido a su cabeza. La sensualidad no está reñida con la inteligencia, la simpatía, la ironía”, explica sobre aquellos años en los que hasta el mismo Vaticano censuró su estilo en su histórica coreografía en la RAI del Tuca Tuca.

La famosa artista fallecida este lunes en Roma a los 78 años de edad, nació en Bolonia, el 18 de junio de 1943. Conocida por su nombre artístico Raffaella Carrà o La Carrà, fue una cantantecompositorabailarinacoreógrafapresentadora de televisión y actriz italiana. Presentó diversos programas, la mayor parte en la cadena italiana RAI y en la española TVE, y realizó especiales en ArgentinaChileMéxico y Perú.

Inició su carrera a la edad de nueve años, tras ser elegida para un pequeño papel en la película Tormento del passato. Raffaella se matriculó a los quince años en el Instituto de Cinematografía, formándose como bailarina. Trabajó en Hollywood en la década de 1960, pero retomó pronto su carrera en Europa, tanto en el cine como en la televisión.

Debutó como actriz reconocida en 1960 en la película La lunga notte del 1943 y en I compagni de 1963 con la dirección de Mario Monicelli. Ese mismo año trabajó en la cinta francesa La chance et l’amour junto a Michel Piccoli. En 1965, tras traslardarse a Hollywood después de haber firmado un contrato con la 20th Century Fox , apareció en la película El coronel Von Ryan junto a Frank SinatraEdward Mulhare y Trevor Howard. Pese a que Raffaella fue considerada para participar en varias películas en Hollywood y de actuar en 1966 en un episodio de la popular serie de la TV norteamericana I Spy, protagonizada por Bill Cosby y Robert Culp, la vida que llevaba en Los Ángeles no era la que esperaba y volvió a Italia.

Allí firmó un contrato para participar en el programa francés Nino Ferrer, con la condición de disponer de tres minutos propios de la emisión para hacer lo que quisiera. Gracias a esto, se convirtió en un éxito inmediato. Descanse en paz una de las grandes cantantes internacionales.

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada