La ONU y OMS promueven el aborto: Manuela Medina

La ONU y OMS promueven el aborto: Manuela Medina

*Es un negocio millonario para organizaciones mundiales poderosas que buscan despenalizarlo para hacerse más ricos, aseguró la ex -integrante del EZLN

“La lucha por conservar la vida de nuestros hijos al nacer es constante entre las mujeres de Latinoamérica, nos preocupa la incidencia de las Naciones Unidas con dinero donado para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en el mundo, pero en este momento, ese imperio de Naciones Unidas está utilizando fondos de nuestros estados para encabezar millonario negocio con el aborto, así lo señaló en reciente rueda de prensa Manuela Medina, activista social y dirigente de la organización Red Vida y Familia de Ecuador.

La también ex –integrante del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), aseguró que se atreve a realizar estas declaraciones de primera línea, ya que fue consultora de las Naciones Unidas desde el año 2000 hasta el 2004; “trabajé y coordiné el proyecto de Salud Sexual Reproductiva y Género, incluso, fui una de las mujeres que emprendedoras que se creyó el cuento de que abortando, matando hijos, iba a ser más libre y saldría adelante”.

“Se me dijo que la maternidad era una maldición para la mujer porque no te deja trabajar, no te deja estudiar, y lo único que hace es retrasarte y volverte más pobre, y la verdad, con mucho dolor debo reconocer que llevé a varias de mis compañeras de la Izquierda Revolucionaria a abortar, soy parte del Movimiento de Izquierda Revolucionaria de toda América Latina, soy la compañera Manuela, del Ejército de Liberación Nacional, que fue parte del movimiento Alfaro Vive Carajo en el Ecuador.

Dio a conocer que dejó las armas en 1992, en un acuerdo con el Gobierno Ecuatoriano, y desde ahí ha venido trabajando por los derechos de las mujeres, por las compañeras que son maltratadas, por aquellas mujeres que no tienen ni siquiera un pan para darles de comer a sus hijos, por las que lloran día a día por el abandono de las políticas de estado, porque no les dan oportunidades para trabajar, de esas mujeres afros que ni siquiera tienen derecho al estudio, y pero aun para un trabajo digno.

“Pensé equivocadamente que el aborto las iba a liberar, que les iba ayudar a ser mejores mujeres, que les ayudaría a desarrollarse como personas, por ello promoví leyes de aborto durante muchos años en América Latina, pagué y promoví a varios diputados para que votaran a favor del aborto, debo decirlo clara y abiertamente que no existe un solo diputado que no esté vinculado con el Fondo de Población de la ONU, con la Oficina de la Mujer de las Naciones Unidas, con la OMS, esta última paga y promueve a través de viáticos, cursos, y una serie de invitaciones internacionales para “entrenar borregos” ,  que voten leyes a favor del aborto”.

Exigió a que algún diputado de México le demuestre que no está vinculado a la ONU, a la OMS, a través del negocio del aborto. “Algo que me desvinculo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, fue que en 2004 evaluamos los proyectos, pregunten desde cuando está inmiscuida la ONU en las políticas de educación y salud sexual y reproductiva de nuestros hijos, y sabrán que desde el año de 1980 hasta hoy, la ONU y el Fondo de Población financian, promueven y hasta publican los textos escolares de salud sexual y reproductiva.

Por lo tanto, cuando hablan de que se ha quintuplicado el embarazo en los adolescentes, de que las mujeres se están embarazando a edades tempranas, pues quienes tienen la culpa, tienen nombre y apellido, se llaman Textos Educativos Promovidos por el Fondo de las Naciones Unidas, su interés es muy claro, ellos venden los productos anticonceptivos y abortistas de todo el mundo, incluso, esa organización se opone a que en Latinoamérica haya institutos que sean los cuidadores y evaluadores de los productos de calidad en el tema de salud reproductiva. Han evitado que en México y Argentina, exista un solo instituto que evalúe la calidad de dichos productos.

Por ello, tampoco nos admiremos que hoy está creciendo el embarazo en las adolescentes, y como la ONU y la OMS viven de este negocio, pues ahí está el negocio. Pocos saben que los promotores del aborto en La India, se traen a 10 y 12 centavos de dólar, y no traen 10 mil o 20 mil, traen contenedores completos de anticonceptivos, para entregar en escuelas y colegios durante la campaña de Salud Reproductiva. En Ecuador, del 2000 al 2004, se ganaron 6 millones y medio de dólares, el año pasado en ese mismo programa se invirtieron 33 millones de dólares, en un país que solo tiene 16 millones de habitantes.

Ese es el negocio, ya que los preservativos tienen un precio de 50 a 70 centavos de dólar, y sin siquiera ser evaluados en su calidad. Quienes venden los productos para que las mujeres aborten, es IPAS, una filial de IPPF que es financiera del Fondo de Población de las Naciones Unidas, para la promoción del aborto en el mundo.

Aseguró que en América Latina el costo de un aborto es de 300 a 500 dólares, disque es aborto gratuito, pues esa es la ignorancia más grande de quienes creen esa mentira, porque ni la educación, ni la salud, ni el aborto es gratuito, todo se paga con nuestros impuestos, y deben saber que el Estado no es una empresa que se autofinancia, es un organismo al que le llega dinero de nuestros impuestos,  del trabajo del pueblo.

Por lo tanto, no hay aborto gratuito, habrá aborto pagado con los impuestos del pueblo, y si, todo mundo habla del aborto, es bonito hablar del empoderamiento, del derecho, de la libertad, es cierto, las mujeres queremos ser libres, decidir en nuestro cuerpo, queremos ser ejecutoras y dueñas de nuestras decisiones. Hay que promover el derecho de todas las mujeres, pero de las mujeres que están en el vientre de otra mujer, porque resulta que desde las siete semanas la mujer empieza a desarrollar los ovarios con los que empieza a generar los óvulos con los cuales se va a embarazar, esa es la realidad. Otra verdad cruda es que ninguna mujer va sola a abortar, siempre tiene a un cómplice.

Dio a conocer que más del 50% de las mujeres que están en los abortuarios son obligadas por sus parejas que las embarazaron, pero el aborto es destruir la vida de un niño y sobre todo engorda los bolsillos de empresas farmacéuticas y de las oficinas de las mujeres que difunden el aborto, son millones de dólares en juego, eso es lo que ellos quieren porque trafican con células, con órganos de bebés, y  utilizan a las mujeres para difundir un pseudo derecho a abortar que realmente no existe.

Finalmente expuso que las mujeres de América Latina le hacen saber al mundo entero, que ya basta de utilizarlas, ya basta de engordar las cuentas bancarias a costa de la vida de sus hijos. Hasta hoy, han muerto 2 millones 432 mil personas de COVID 19, pero al año mueren 45 millones de niños por aborto legal en el mundo. Si se multiplica de 300 a 500 dólares que cuesta abortarlos, pues nos daremos cuenta de que el negocio de la ONU y la OMS es redondo. Pero basta de hablar en nombre de todas las mujeres de América Latina, porque no solo tiene a mujeres que luchan por evitar el aborto, también hay hombres que se están uniendo a la causa porque saben lo que está pasando. El aborto por violación, entiendo ese pensamiento cruel, pero nadie elige como ser concebido.

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada