La inclusión el reto de la educación especial

Inicio » La inclusión el reto de la educación especial
La inclusión el reto de  la educación especial

Es hora de asumir los retos que implica la educación especial y la inclusión; este tema ya no debe ser una simple especialización dentro del campo educativo, ni materia de una sola disciplina o asignatura; es la síntesis de muchas disciplinas, experiencias y prácticas sociales conjuntadas e inclusivas, aseguró hoy Rogelio Raya Morales, subdirector académico del IMCED, al ser clausurados los trabajos del XIX Coloquio de Educación Especial, hoy “Inclusión en la discapacidad. Espejismo o realidad de la Educación Especial”.

Tras de tres días de actividades, las cuales fueron presenciadas por alrededor de mil 500 asistentes, el funcionario educativo dejó de manifiesto que el tema abordado representa un cúmulo de fenómenos sociales que empiezan a tener cabida en una conceptualización en la que no es posible seguir postergando su análisis y caracterización, puesto que no se puede tratar a todos bajo la misma regla.

Consideró que es mayor el espejismo en torno a la inclusión porque aún hay mucha exclusión de los que son diferentes y no sólo discapacitados, dado que “no somos una sociedad incluyente y aún no tenemos una educación integradora”.

Apuntó que de la población que vive con algún tipo de discapacidad, es muy poca la que se acerca a los procesos educativos, prevaleciendo la práctica de esconder a esta parte de la sociedad, como si se escondiera o resolviera el problema; el servidor educativo hizo hincapié en que a pesar de diversos programas y proyectos, la respuesta social y oficial es insuficiente, dispareja y muchas veces inadecuada.

El XIX Coloquio de Educación Especial, del 30 de marzo al 1º de abril, reunió a estudiantes y profesionales relacionados con el tema de la educación especial, mismo que fue calificado como una de las plataformas más importantes para la discusión que ayudará a entender de forma diferente el fenómeno social, evitando sinrazones de discursos que buscan minimizar los efectos reales de estas necesidades.

Una de las conclusiones del evento, fue que la manera adecuada de estudiar la discapacidad es a partir de entender la funcionalidad que prevalece en las personas y no de su deficiencia, lo que permitirá orientar de manera más correcta las acciones en favor de este grupo poblacional y fundamentalmente ayudará en la comprensión más pertinente de sus necesidades.

 

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada