LA CANASTA DE LAYDA

LA CANASTA DE LAYDA

POR: Efraín Barrera Medrano

El acervo audio grafico que ha publicado la gobernadora campechana Layda Sansores, que exhiben con crudeza los delitos electorales en los que incurrió el dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno Cárdenas (Alito), no ha provocado insólitamente ninguna acción del órgano electoral en contra de este partido o su dirigente.

            Aun cuando el contenido de los mismos se encuadra perfectamente en delitos electorales relacionados con la fiscalización de gastos y manejo de recursos de procedencia ilícita para financiar campañas del 2021, el INE ha hecho mutis y solo dice que se está investigando; “Lencho” Córdoba está más preocupado por pedir lana y perseguir a ciudadanos en redes sociales, para que ya no opinen sobre los packs de Alito. ¡Que terrible institución!.

Lo que explicaría en buena medida, la gran corrupción e impunidad que se esconden tras de los triunfos del PRIAN-RD en estados, distritos y municipios del país en esa elección. Hasta Michoacán salpicó la corrupción de Alito, donde esta coalición se adjudicó la mayoría de diputados locales en el Congreso del Estado, victorias construidas, de acuerdo a sus audios, sobre los millones que aportaron los dueños de Cinépolis (Alejandro Ramírez) que fueron entregados para hacer campañas en los 24 distritos locales para compra de voluntades, inclu$o a  tribunale$.

Pero, más allá de los fraudes electorales y los grandes escándalos que sigue provocando la revelación de los audios, Layda Sansores está destapando un mugrero sobre el modus operandi no de un personaje misógino, inescrupuloso y perverso, sino de un sistema  anacrónico que está  pataleando por el trauma de no poder  recuperar sus privilegios ni desplomar a AMLO de la alta simpatía popular; una  elite política que se vistió durante décadas con el ropaje en los principios revolucionarios del maderismo, terminó su hegemonía  atascada en la corrupción y exhibida como lo que ha sido desde hace 30 años: el obstáculo más grande de nuestra democracia.

A la Gobernadora de Campeche no le tiembla la mano; a diferencia de otros gobernadores que son tibios y omisos, Layda ha demostrado carácter y muchos webos; con estas acciones les está poniendo el ejemplo y sirviendo de inspiración a otras que por cierto ya  están reaccionando; la gobernadora de la CDMEX Claudia Shembaun, también se animó y  abrió la investigación contra el coordinador del grupo parlamentario del PAN en la actual legislatura Jorge Romero Herrera,  que  se le está investigando por encabezar una red de corrupción  junto a otros exdelegados de la alcaldía Benito Juárez,  denominada  Cartel Inmobiliario;  el efecto dominó llega también al Gobierno Federal; ya está demostrando que la frase de “abrazos y no balazos” solo era un señuelo; se está aplicando en serio en robustecer la Guardia Nacional y actuar contra los lideres delincuenciales y  sobre todo en el caso Ayotzinapa que era emblemático de la corrupción institucional y de la injusticia mexicana;   parece que la  4T ya entendió que sin justicia no habrá transformación; la que deberá ser  aplicada al margen de la importancia de los personajes o de los cargos que ostenten o hayan ostentado quienes cometieron delitos.

Lo evidenciado por Layda son hechos de mucha trascendencia Nacional,  que no solamente sube sus bonos políticos personales; inequívocamente este ha sido el golpe político más brutal que ha recibido la coalición de la derecha Va por México  desde su integración, que sin duda tendrá repercusiones electorales negativas en el 2024; hoy en día,  Layda desde su martes del jaguar, está marcando agenda en todo el país; todo lo que sale de ahí es noticia nacional, su rating esta casi al nivel de las mañaneras del presidente.

            La persecución política que alega la alianza opositora es una desesperada forma de intentar darle la vuelta a las leyes mexicanas y una pretensión criminal de tapar esta terrible cloaca de corrupción que fue destapada con un tufo que alcanzó además del exgobernador chapaneco a diputadas federales, empresarios e importantes medios chayoteros.

Con valentía y arrojo, la Gobernadora de Campeche está llevando al político priista hasta los tribunales; el golpe que lo tiene con un pie en la cárcel, está a punto de ser propinado por la Cámara de Diputados a donde la Fiscalía de Campeche ya solicitó el juicio de procedencia para que se le retire la inmunidad procesal  y pueda ser juzgado por los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, entre otros;  es de suponerse que las autoridades campechanas ya tienen bien robustecido el expediente para  poder juzgarlo una vez que  le sea retirado el fuero y así, terminar muy anticipadamente, con las aspiraciones electorales de este partido.

No cabe duda, que el sorpresivo golpe propinado por  Layda  ha  provocado división interna en el  PRI y conmoción  en el resto de los partidos de la alianza opositora; que aun cuando lo  siguen  arropando, solo se ven caras largas entre los dirigentes, porque no han digerido semejante emboscada;  Alito moreno se ha convertido en una mercancía electoral que ya nadie comprará y ellos lo saben, esto le garantiza a Morena ganar  las elecciones que se realicen de aquí al 2024, incluida la Presidencia de la República, con el candidato que postule.  Esa ha sido, ni más ni menos, la invaluable aportación política que le ha hecho Layda Sansores al proyecto de la cuarta transformación.

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada