Hay alza de precios para rato

Hay alza de precios para rato

POR: Sandra Canedo Nava

A pesar de que la ola mediática se ha apaciguado un poco tras el aumento de precios en los productos del consumo diario de los mexicanos, entre ellos, lo que conforman la canasta básica, la realidad no lo delimita así, pues este problema sigue estando en la economía de las familias de todos los niveles económicos, pero que pega más fuerte y no se va de los hogares de la clase trabajadora, la clase pobre, de la que se desprenden otros miles más de hombres y mujeres que viven al día y junto con ellos sus hijos.

Sumemos a su trágica vida que el alza de los precios de la canasta básica se elevó por los cielos un poco más que antes y, por decirlo de alguna manera, la escalera para alcanzarlos se hace más corta. Y así, posiblemente van a tratar de sobrevivir todo lo que resta del 2022, y eso que apenas estamos en el cuarto mes, de 12, pues especialistas del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM) anticipa que la tasa de interés en México podría terminar este año en ocho por ciento, debido a los ajustes en las políticas económicas que se tendrían que hacer en el país para poder contener la inflación, que se pronostica no cederá sino hasta los primeros meses de 2023, donde el objetivo es bajar a tres por ciento, esto de acuerdo con reportes del Banco de México (Banxico).

¿Y qué es la tasa de interés? Tomando le definición que hace BBVA en su portal de internet, dice: “Una tasa de interés es el costo de pedir dinero prestado o la recompensa por ahorrarlo. Se calcula como un porcentaje del monto que fue entregado por un prestamista en un financiamiento bancario o por una persona que lo guarda en una cuenta de ahorro.

Los bancos cobran una tasa de interés en busca de un beneficio o rendimiento, tal y como lo hacen las personas cuando colocan su efectivo en una cuenta de ahorro. De esta forma, las entidades financieras compiten por los clientes que depositan sus ahorros y por los que solicitan créditos y es por ello que las tasas de interés se mantienen muy similares en el mercado”.

Agreguemos que se mantienen similares en el mercado, ya que se modifican con base en lo que establece Banxico, mismo que ya anunció aumentará 6.5 por ciento. Hay que recordar también que La tasa de inflación en el país cerró 2021 en 7.36 por ciento, y este ya fue el mayor nivel de los últimos 20 años, por lo que, de llegar al ocho por ciento pronosticado, habríamos alcanzado un nuevo pico histórico.

Esto se verá reflejado en los hogares mexicanos en que seguirán con menos productos para alimentarse, alcanzará cada vez menos para pagar servicios básicos, para atenderse la salud, para pagar gastos de educación y todo lo relacionado a hacer gastos diarios y también las posibilidades de hacerse de unos ahorros para el asegurar un bienestar a futuro será cada vez más complicado.

Si tomamos en cuenta que los niveles de pobreza han ido aumentando desde 2019, periodo donde el gobierno federal encabezado por López Obrador ya entró en funciones y a tres años, las cosas no han mejorado, menos aún con la aparición del COVID-19, que vino a evidenciar la gran desigualdad económica en nuestro país y nos coloca a nivel mundial en el tercer lugar con más decesos.

Toda esta crisis se le fue de las manos del gobierno de la Cuarta Transformación, hay muchas pruebas para demostrarlo, solo es cuestión de querer verlas y reconocerlas, la cruda realidad así lo exige, ya no es cuestión de decidir si creer o no, sin embargo, estoy consciente de que aún hay muchos mexicanos fieles a los mandamientos de AMLO, pero es necesario seguir abriendo ojos, mentes, y estar dispuestos a denunciar malos gobiernos y tratar de cambiar la situación; no es algo que solamente puedan hacer los políticos poderoso, el pueblo también tiene ese poder y ese derecho.

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada