Eduardo Orihuela Estefan no es presidente de CNPR

Inicio » Eduardo Orihuela Estefan no es presidente de CNPR
Eduardo Orihuela Estefan no es presidente de CNPR

La Confederación Nacional de la Pequeña Propiedad (CNPP), que encabeza Federico Sánchez Reyes desde mayo de 2016, designó al ex senador José Bonilla Robles delegado especial para acometer una restructuración a fondo de la Federación estatal, desarticulada por las maniobras espurias de Eduardo Orihuela Estefan, quien de manera ilegal se ostenta como presidente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR).

Bonilla Robles, un experimentado y respetado dirigente de los agro propietarios de México, será el encargado de la restructuración de la pequeña propiedad en los 113 municipios del estado de Michoacán, una tarea compleja pero que se anticipa exitosa.

Se espera en esta tarea el acompañamiento del ex dirigente nacional de los propietarios rurales del país, Salomón Faz Sánchez, ex presidente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales.

El encargo a Bonilla Robles fue hecho por Federico Sánchez Reyes, quien en mayo de 2016 asumió conforme a los estatutos el cargo de presidente nacional de la CNPP en una ceremonia que tuvo lugar en la capital zacatecana ante centenares de productores rurales de México y miembros de la propia CNPR para el periodo 2016-2019.

De hecho, la asunción de Sánchez Reyes en Zacatecas puso fin formalmente a una prolongada lucha intestina por el liderazgo de esta agrupación gremial de 70 años de historia.

Esa ocasión y en presencia de José Guadalupe Estrada Rodríguez, titular de la Notaría 46 de la capital zacatecana, quien dio fe de la validez de esta tercera asamblea general ordinaria de la CNPR, Sánchez Reyes se comprometió  a acometer una “profunda reforma” del organismo, que agrupa a unos dos millones de productores rurales en el país y que reivindica la producción de más del 70 por ciento de los alimentos que se generan en México.

La toma de protesta de la nueva dirigencia de la CNPR fue atestiguada entonces por la diputada federal priista, ex gobernadora de Yucatán y ex secretaria General del CEN del PRI, Ivonne Ortega.

La acompañó Alejandro Tello Cristerna, candidato entonces al gobierno estatal de Zacatecas por la alianza PRI-PVEM-PANAL.

Sánchez Reyes, cuya asunción fue respaldada por los dirigentes históricos de esta organización, entre ellos Faz Sánchez y Bonilla Robles, así como por más de 20 presidentes de federaciones, uniones y organismos adheridos de los estados del país, convocó a la unidad y se comprometió al rescate de los bienes de la CNPR, que –dijo- se encuentran tomados de manera ilegal por pseudodirigentes y personas ajenas al campo mexicano.

El nuevo presidente de la CNPR, cuya elección fue aclamada por unanimidad, dijo que una de las primeras acciones sería la recuperación física del inmueble propiedad de la organización, sito en Avenida Chapultepec 412, colonia Roma, en la Ciudad de México.

Anunció un plan de trabajo de fondo para el fortalecimiento de la CNPR y la firma de un acuerdo con el Frente Auténtico Campesino (FAC), entre otras organizaciones sociales, como parte de las acciones clave de su gestión.

En la ceremonia de asunción, el ex dirigente Faz Sánchez puso en claro que cuentan con todos los instrumentos jurídicos para hacer valer la legítima propiedad del patrimonio de la organización, usurpado hasta ahora por grupos gansteriles ajenos a la institución, prácticamente saqueada en los últimos años.

“El edificio es nuestro, es de ustedes y vamos a recogerlo”, dijo Faz Sánchez en medio de expresiones de apoyo de los asambleístas, todos ellos productores del campo mexicano.

“Tenemos la obligación de trabajar y producir para que cada mexicano se lleve algo a la boca”, planteó Faz Sánchez, al admitir que el campo mexicano atraviesa una “situación difícil”, que incluye –dijo- el desgaste de la tierra, la carestía de los insumos y poca agua.

“Tenemos derecho y obligación de participar en la vida pública del país”, añadió.

El ex senador Bonilla Robles ratificó el compromiso de apoyar la gestión de Sánchez Reyes y censuró las ambiciones personales de la dirigencia de la CNPR, que incurrió en excesos y conductas sujetas a procesos judiciales.

 

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada