Denuncian maltrato y hostigamiento laboral en el Hospital Dr. Miguel Silva

Denuncian maltrato y hostigamiento laboral en el Hospital Dr. Miguel Silva

*Enfermeras hacen un llamado al Secretario de Salud de Michoacán

“Estoy harta de tener que soportar la excesiva egolatría y falso ego de las enfermeras en el Hospital General “Dr. Miguel Silva”.

“Hago una denuncia pública para dejar claro que yo trabajo por la gente que me necesita, que requiere mis conocimientos, cuidados y atenciones, no estoy para cumplir deseos y aguantar los intentos de humillaciones por parte de quienes se quieren sentir más importantes e indispensables que otros de nosotros.

El viernes me mandaron a trabajar de nuevo con una enfermera que siente que, si no grita y deja en evidencia que ella es quien más sabe en ese lugar no es feliz.

Fui víctima de sus señalamientos, me acusó de mentirosa y haber abandonado mi lugar de trabajo cuando todo lo que hacía era estar dentro la habitación de una paciente que requería aislamiento.

No he querido grabar sus injurias y maltrato, pero después de meses siendo tratada como si fuera la mascota a la que pueden hacer como se les dé la gana, digo ¡YA BASTA! Merezco respeto, el viernes fui tan maltratada, gritada y asediada que la familiar de una paciente era testigo y con sus ojos muy abiertos observaba a la jefa del servicio mientras me gritaba abierta y agresivamente.

-Gina, no le hagas caso, tiene complejos y se siente menos que tú, pero tampoco eso es culpa tuya, ni tienes que soportarla.

Y mientras la chica de unos 20 años intentaba consolar a esta pobre mujer, sobaba mi espalda, extendió su mano de la que sobresalía un chocolate. Obvio me robó una sonrisa.

¿Por qué somos enemigos de nosotros mismos?

No es lo único que sé hacer, bien puedo renunciar, y regresar a los medios (que, ustedes saben eso es lo que más amo hacer), pero asimismo además de ser pésimamente remunerado; he visto lo mucho que puedo ayudar desde donde me encuentro aunque odie cada minuto y cada parte de mi empleo.

Claro que tiene su recompensa, en cada vida recuperada, en cada “estoy muy agradecido con usted señorita”, en cada broma con los pacientes, en cada intervención realizada por y para quienes son mi familia de medios, en cada sonrisa y persona que vuelve a casa aunque jamás antes lo haya visto.

¡Pero tanta bajeza y abuso a mi persona no la voy a tolerar más! Porque me he llevado llamados de atención por quejas ajenas sin sustento y totalmente falsas.

Dejo asentado que, si vuelvo a sentirme amenazada, sobre observada, hostigada, o ser objeto de agresiones. Interpondré una denuncia por mobbing ante las autoridades pertinentes.

Así, a casi dos años de estar en activo dentro del Hospital General, dejo este escrito como precedente de lo insoportable y falsa que es alguna gente que le preocupa más su status, que el bienestar en el ambiente laboral, y por supuesto que influye en los pacientes, que también pelea entre sí misma.

Con esto también levanto la voz por todas las Licenciadas en Enfermería que han sido humilladas en algún momento.

Porque enfermería es un gremio infra valorado y piensan que destruyéndose entre sí, serán más importantes que los demás.

¡Boberías!

¡Ya me HARTÉ!

Si llegaste hasta aquí, agradezco infinitamente de corazón.

Yeraldin Perez, Médico; que en su último día de Internado dentro del Infantil, regresó al Civil sólo a darme un detalle. Por gente así, vale la pena seguir.

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada