Catastrófica la enfermedad cerebral bascular: Amevasc

La enfermedad vascular cerebral está contemplada ya dentro del catálogo de enfermedades catastróficas en cuanto a la aplicación de recursos para el diagnóstico de los pacientes con EVC en México, pero no contempla recursos para el tratamiento de los mismos.

El anterior fue el principal pronunciamiento del foro denominado “Plan estratégico para la atención del infarto cerebral en México”, derivado de la XVIII Reunión Nacional de la Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular Cerebral (AMEVASC), efectuado este fin de semana en la capital michoacana, con la asistencia de médicos nacionales y extranjeros, así como representantes de las instituciones del sector salud -SSA,IMSS, ISSSTE y Seguro Popular- además de legisladores y representantes gubernamentales federales.

En rueda de prensa, el doctor Fernando Góngora Rivera, Presidente de la AMEVASC, evidenció que el principal problema en México, en cuanto a la atención de los pacientes con dicha enfermedad, es que sí está garantizado el diagnóstico pero no existen recursos para otorgar el tratamiento al paciente, sobretodo del Seguro Popular.

La EVC ya es tratable porque existe el tratamiento a través de medicamentos y por técnicas de cateterismo que le permiten al paciente recuperarse clínicamente.   “No es posible que teniendo un sistema de salud que se dice fuerte, no pueda dar este tratamiento de una  enfermedad que es la segunda causa de muerte en América Latina”, lamentó.

Dio a conocer que a ese plan estratégico impulsado en México por la AMEVASC, ya se han sumado organismos públicos, gubernamentales, instituciones de salud y comisiones legislativas. En dicho sentido, el Presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, diputado Elías Íñiguez Ochoa, informó que el Seguro Popular si contempló a la EVC dentro del catálogo de gastos catastróficos, pero no se consideró el tratamiento, por lo que continúa esa gestión.

Dio a conocer que se requieren 400 millones de pesos anuales para atender a los pacientes que llegan a los centros hospitalarios. Lamentó que por ejemplo el infarto agudo al miocardio esté considerado solo hasta los 60 años, lo que quiere decir que si una persona se infarta a los 59 años, sí lo cubre el Seguro Popular, pero si se infarta a los 60 años, ya no está cubierto, por lo que precisó cambiar esas normas, ya que existen personas con actividades productivas aún a los 70 años, “pero que si les llega un infarto al corazón ya no están protegidas por el Seguro Popular”, especificó.

En su oportunidad, el doctor Javier Soberanes Velarde, Director General adjunto de Articulación del Consejo de Salubridad General de la Secretaría de Salud Federal, explicó que por parte del Consejo de Salubridad General ya está establecido que el EVC es un padecimiento que se asocia a un Gasto Catastrófico.

Indicó que el compromiso es tener mesas de trabajo con expertos en este padecimiento, para crear estándares que especifiquen el modelo de seguridad del paciente, a través de lo mínimo indispensable que deba tener un establecimiento hospitalario de atención médica, incluyendo capacitación del personal, estructura, medicamentos e insumos de estos pacientes, de acuerdo a la prevalencia y costo que tiene la discapacidad de los pacientes. Asimismo, el doctor Luis Daniel Sánchez Arreola, asesor médico de Sistema 911 en México, informó que existe un protocolo de emergencias de primeros auxilios médicos que ya se encuentra en todos los centros hospitalarios.

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada