𝗖𝗔𝗥𝗧𝗔 𝗔𝗕𝗜𝗘𝗥𝗧𝗔

𝗖𝗔𝗥𝗧𝗔 𝗔𝗕𝗜𝗘𝗥𝗧𝗔

𝗗𝗿. 𝗥𝗮ú𝗹 𝗖à𝗿𝗱𝗲𝗻𝗮𝘀 𝗡𝗮𝘃𝗮𝗿𝗿𝗼
𝗥𝗲𝗰𝘁𝗼𝗿 𝗱𝗲 𝗹𝗮 #UMSNH

Hasta hace algún tiempo muchas veces pensaba que usted era más sabio que yo y que nuestras diferencias se debían al choque entre mi ignorancia y su conocimiento, hoy sé que no es así, tenemos modos distintos de ver nuestra realidad, de hecho, vivimos realidades diferentes y mi visión es tan digna, tan legítima, tan respetable y mis intereses tan indefendibles como los suyos o los de cualquier otra persona, su soberbia le ha cerrado la lógica y la razón impidiendo el diálogo con los actores verdaderos y legítimos a los que debe dirigirse, pero como, el soberano va a mezclarse con los lacayos este pensamiento clasista está fuera de toda realidad pues en este mundo real ni usted es soberano ni yo soy lacayo porque debemos servir a una universidad que es del pueblo y para el pueblo.

Las imposiciones han sido su mayor fuerza, y en conjunto con los engaños o confusiones y las amenazas todo será inútil 𝙨𝙪 𝙛𝙪𝙚𝙧𝙯𝙖 𝙨𝙚 𝙙𝙚𝙨𝙫𝙖𝙣𝙚𝙘𝙚𝙧á 𝙖𝙡𝙜𝙪𝙣 𝙙í𝙖 y esto no lo digo yo sino la hitoria misma que nos ha enseñado que las injusticias por usted cometidas no son más fuertes que mi dignidad, mi verdad y mi razón.

¿Sabe? Yo soy más fuerte de lo que pensé, 𝙢𝙞 𝙥𝙤𝙙𝙚𝙧 𝙨𝙪𝙧𝙜𝙚 𝙙𝙚 𝙡𝙖 𝙪𝙣𝙞ó𝙣 𝙙𝙚 𝙢𝙪𝙘𝙝𝙖𝙨 𝙜𝙧𝙖𝙣𝙙𝙚𝙨 𝙮 𝙙𝙞𝙜𝙣𝙖𝙨 𝙫𝙤𝙡𝙪𝙣𝙩𝙖𝙙𝙚𝙨 𝙦𝙪𝙚 𝙫𝙖𝙢𝙤𝙨 𝙙𝙚𝙨𝙥𝙚𝙧𝙩𝙖𝙣𝙙𝙤 𝙙í𝙖 𝙖 𝙙í𝙖 y que ofrecemos con generosidad nuestros corazones y nuestras mentes para avanzar hacia la conquista de todos nuestros derechos, el respeto, la dignidad y la participación que realmente merecemos. Ya es tarde el invitarlo a que replantee su actual lógica y gestión para lograr beneficios que unidos a nuestra fuerza se pudieron haber logrado, esquemas más participativos que nos hubieran acercado a todos los objetivos consensuados.

Sé que cuando se obstina en combatirme no es una cuestión de “𝐦𝐚𝐥𝐚 𝐢𝐧𝐭𝐞𝐧𝐜𝐢ó𝐧”, es una cuestión de miedo, y espero que no reaccione a la defensiva ante esa palabra, todos tenemos miedos, pero están ahí precisamente para vencerlos le he visto a veces temer el que no respetemos su autoridad o aceptar críticas por algún error, o simplemente no saber qué hacer y preferir no hacer nada antes que asumirlo, son mis miedos también, ¿cómo no habría de comprenderlos? Pero desde su cargo, si no se enfrenta a ellos y no los controla las consecuencias nos alcanzan a todos y no benefician a nadie en absoluto.

Hoy sé que no hay maldad sin malas intenciones y por eso le escribo esta carta, espero que se de cuenta de cuánto podríamos conseguir la institución y trabajadores trabajando en consenso, aportando y cediendo cada uno en un entorno de transparencia, respeto, honestidad y (¿porqué no? ) ambiciones compartidas, no me pida que me apriete el cinturón ahora y me calle mientras los beneficios de las buenas rachas van a parar a la cuenta corriente de muy pocos funcionarios, séa honesto y no pretenda ser el único que gane siempre.

Sé que está muy ocupado, tal vez preparando las maletas, o tal vez regocijándose de la tragedia de nuestras familias y a mí me espera mi familia para llevar algo a la mesa de mi casa pero que gracias a su mala administración y menester a esto he tenido que conseguir y.mendigar para poder llevar algo para poder comer, cuántas familias se han quedado sin alimentos, o sin medicamentos cuántos hijos y nietos han pasado fechas sin la ilusiones y de un sin poder disfrutar de un rato familiar borrando la sonrisa de sus rostros mientras usted sin ninguna contemplación nos ha robado todo , así que con esta llamada a la reflexión me despido no sin antes enfatizar que los valores que debe tener todo ser humano son aprendidos desde el núcleo familiar y estos deben regir nuestro día a día y enseñar a nuestras generaciones que la humildad, generosidad, la justicia y la verdad son las armas con las que podemos defendernos valores de los cuales usted carece, reza su eslogan “hoy mejor que nunca” y yo le aseguro que no es no es solo presumir como trabajo propio del esfuerzo y trabajo diario profesores, alumnos y emocionados para lograr la calidad académica que han logrado su acreditación, al contrario estamos PEOR QUE NUNCA gracias a su administración.

Cordialmente uno de los miles de trabajadores a los que ha alcanzado su injusticia, su mentira y a quienes se nos han violado todas las leyes civiles y humanas con las que se rige este país y ya no hablo de las divinas porque para respetarlas hay que respetarlas primero.

01 de mayo de 2022

Miguel Ángel López

Comparte en redes sociales

Dejar una respuesta

Tu cuenta de correo no será publicada